El sindicato nacional de trabajadores petroleros de Brasil dio este viernes cinco días a la compañía estatal Petrobras para mejorar una oferta salarial o enfrentará una huelga por tiempo indefinido que podría interrumpir la producción de crudo y combustibles en la sexta mayor economía mundial.

Si el plazo del miércoles pasa sin que Petrobras ofrezca un paquete salarial mejorado, el sindicato pedirá a sus trabajadores que aprueben una huelga que comenzaría el 11 de octubre, dijo el sindicato en un comunicado.

El plazo fue fijado durante una reunión del directorio de la federación nacional de trabajadores petroleros (FUP).

La FUP quiere un aumento de sueldo de 10%. Petrobras ha ofrecido un alza de 6,5%.

Las plataformas petroleras y refinerías de Petrobras pueden soportar una huelga durante unos siete días antes de que operar con el personal básico impacte a la producción, dijo a Reuters un ex director de la compañía que planificó respuestas a huelgas anteriores. Rehusó ser identificado debido a que aún tiene tratos con Petrobras y sus empleados.

"Como trabajadores en otras industrias ya han mostrado, una lucha es el camino para avanzar en nuestras conquistas, especialmente respecto a los aumentos de salario", dijo el directorio de la FUP en un comunicado. "Así que si Petrobras no presenta una oferta que contemple esto, una huelga por tiempo indefinido comenzará el 11 de octubre", agregó.

El miércoles, los trabajadores del FUP dejaron sus tareas por 24 horas en todo el país. Una huelga en octubre no tendría una fecha de término definida, dijo el sindicato en el comunicado.

Las demandas se dan mientras Petrobras inicia un plan de inversión de US$ 237.000 millones a cinco años, el programa de gasto corporativo más grande del mundo. Petrobras reportó una pérdida en el segundo trimestre, la primera que registra en 13 años.

Mientras los costos, incluidos los salarios, de Petrobras han subido, la producción de la compañía se ha estancado. La empresa con sede en Río de Janeiro, que ha descubierto algunos de los mayores campos nuevos de crudo en los últimos cinco años, no ha logrado cumplir con sus metas de producción anual en una década.

Este viernes, Petrobras dijo que la producción en Brasil y el extranjero se mantuvo casi estable en agosto, cayendo 0,3% a un promedio de 2,54 millones de barriles de petróleo y gas natural equivalente por día, su nivel más bajo en 22 meses.

La producción de crudo de Brasil en agosto, en 2,07 millones de barriles por día, fue la más baja en tres años y medio.

Debido a que el sindicato debe brindar por ley el personal mínimo para operar en las instalaciones de alto riesgo, y las huelgas han sido de corta duración, pocas paralizaciones laborales en Petrobras han resultado en una interrupción de la producción en la última década.