Puebla, Pue. El Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen de México (Sitiavw) y dirigencias obreras en empresas de autopartes, coincidieron que este año fue complicado, debido a la no recontratación y constante rotación de personal.

En el caso de la planta de la firma alemana, el secretario general Antonio Flores Trejo, comenta que aún es incierta la permanencia de los 1.500 trabajadores eventuales, ya que sus contratos vencen en diciembre.

Menciona que la contracción de los mercados del sector automotriz no da una garantía para que los obreros temporales puedan permanecer en su mayoría, sin embargo es optimista que el proyecto del Golf A7, que se inició la producción en enero pasado, pueda generar condiciones de estabilidad laboral para el próximo año.

Sostuvo que la contratación eventual siempre estará sujeta a los volúmenes de producción, ya que este 2014 fue complicado y que orilló a que no se pudieran renovar a algunos.

Recuerda que como parte de la negociación salarial de este año, solo lograron 180 plazas para igual número de eventuales, las cuales se dieron en octubre y que se entregaron con base a la antigüedad, puesto que había algunos que tenían más de tres años con contratos temporales.

Menciona que al tratarse de personal calificado, se pedirá a la empresa que trate de conservar a la mayoría o de lo contrario se tenga presente para cuando se incremente la producción del nuevo Golf.

La fábrica de Volkswagen de México actualmente tiene una nómina de 11.500 personas, entre eventuales y basificados.

Hay rotación constante por baja de salarios. Por su parte Leobardo Soto Martínez, líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), expone que hay preocupación entre sus afiliados de 20 autoparteras, pues desde mediados del año se incrementó la rotación de personal a 5 por cada 10 empleados, debido a los bajos salarios.

Expuso que lo anterior es consecuencia de la caída en la producción y que las empresas tuvieron que recurrir al esquema de tres días de descanso por cuatro laborales, lo cual desanimó a varios de los trabajadores, quienes estaban sacando a la semana entre 400 y 500 pesos de sueldo.