Viena. Siria puede construir su primera planta nuclear para el 2020 para satisfacer la creciente demanda de energía, mostró un documento, pese a la preocupación internacional por las tácticas de sirias para impedir a la ONU investigar denuncias de actividad atómica encubierta.

El documento de la Comisión de Energía Atómica de Siria no decía si el estado árabe, bajo una investigación de tres años de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por su sigla en inglés), podría también contemplar la producción de su propio combustible para tal instalación.

Cualquier intento por parte de Siria de poner en marcha enriquecimiento de uranio, como su aliado Irán, probablemente alarmaría más a Estados Unidos y a sus aliados occidentales porque tal material puede también ser usado para fabricar bombas atómicas si es refinado mucho más.

Rusia dijo en mayo del 2010, durante una visita a Damasco del presidente Dmitry Medvedev, que estaba estudiando construir una planta de energía atómica en Siria. Funcionarios sirios no han dado detalles desde entonces y ninguno estaba disponible para realizar comentarios el martes.

Dudan de ayuda. Mark Hibbs, asociado de alto rango del Carnegie Endowment for International Peace, dijo que Siria debería importar casi todo lo necesario para un reactor nuclear. Pero dudaba de que algún país lo ayude mientras siga bajo la investigación de la IAEA.

"El mayor obstáculo para que Siria siga adelante con su programa nuclear en este momento es el simple hecho de que no está cooperando con la IAEA en la investigación de lo que parecen serias acusaciones", sostuvo.

"Es casi inconcebible que Siria pudiera importar un reactor de energía nuclear", agregó.

Creciente frustración. La IAEA, el organismo nuclear de la ONU, ha expresado creciente frustración por lo que ve como falta de cooperación de Siria con la investigación de un sitio desértico bombardeado y dejado en escombros por Israel en el 2007.

Reportes de la inteligencia estadounidense han dicho que la instalación Dair Alzour era un naciente reactor nuclear diseñado por Corea del Norte destinado a producir plutonio del grado que puede ser utilizado para armas.

Al igual que Irán, Siria niega haber tenido un programa de bomba atómica y dice que Israel debería ser investigado. Afirma que Dair Alzour era una instalación militar no nuclear, pero se ha negado a permitir a la IAEA que realice visitas después del 2008.