Ciudad de Panamá.  La Empresa de Transmisión Eléctrica en Panamá (ETESA)  informó que después de los incidentes ocurridos el 17 y 21 de marzo, han tomados algunas medidas y otras que continúan.

“En estos momentos el sistema está estable y nuestro objetivo es lograr en las próximas 8 a 12 semanas que el sistema de transmisión opere en óptimas condiciones”, aseguraron.

La situación se debió a una serie de explosiones sucesivas correspondientes a 4 transformadores de corriente, identificados como parte de un mismo lote y fecha de fabricación, ubicados en la Sub Estación Panamá.

Avisaron que los transformadores de corriente que quedaron en operación, correspondientes a dicho lote fueron desactivados y serán sustituidos de forma progresiva.  A fin de determinar las causas de las fallas de estos equipos, peritos y técnicos de la empresa fabricante están evaluando los equipos afectados.

Para  solucionar la situación, se adquirieron un total de 30 nuevos transformadores que comenzarán a llegar al país a partir de mediados de mayo, a fin de sustituir aquellos que fueron sacados de operación de forma preventiva y así contar con el respaldo necesario para la operación de la Subestación Panamá.

Parte del plan de mantenimiento y operación de ETESA se han adquirido 40 transformadores adicionales en el año 2016 y que cuales se encuentran en proceso de fabricación.

Continuaron haciendo el llamado a la ciudadanía a colaborar con medidas de ahorro energético y contar con la colaboración del sector privado, para que de forma voluntaria, aquellas empresas que se encuentran en el listado de autoabastecimiento aprobado por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) mantengan dicha medida, a fin de evitar mayor presión sobre el sistema.