Estocolmo. La compañía sueca Skanska anunció este miércoles que está vendiendo su participación en la concesión de una autopista en Santiago de Chile, en una operación que le dejará una ganancia de 5.000 millones de coronas suecas (US$731 millones).

Skanska señaló en un comunicado que está vendiendo su participación en la concesión de la Autopista Central a Alberta Investment Management Corporation, una de las firmas de inversión institucional más grandes de Canadá.

"Esta operación tiene un muy buen resultado para Skanska y sus accionistas. La inversión en Autopista Central es la más exitosa en la historia de Skanska". Johan Karlstrom, presidente de la compañía.

"Esta operación tiene un muy buen resultado para Skanska y sus accionistas. La inversión en Autopista Central es la más exitosa en la historia de Skanska", dijo el presidente de Skanska, Johan Karlstrom.

La venta de la concesión en la autopista chilena había sido anticipada por los analistas, quienes han especulado con la posibilidad de que el grupo distribuya los recursos con un dividendo extraordinario.

"No quiero anticiparlo prematuramente, pero esto por supuesto que crea oportunidades para dividendos, aunque, como corresponde, es el directorio el que tiene que decidirlo", dijo el portavoz de Skanska Peter Gimbe.

La venta de la concesión de la autopista de 61 kilómetros, el mayor activo individual en los libros de Skanska, ha sido demorada varias veces, entre otras razones por el terremoto que sacudió a Chile en febrero.

Las acciones de Skanska, una de los 10 mayores grupos constructores del mundo, subían un 3,2% a las 11:06 GMT tras el anuncio de la venta.

Skanska -con grandes operaciones en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica- dijo que el acuerdo estaba condicionado a la recepción de una aprobación de un garante de bonos y a las enmiendas financieras que fueran necesarias en un plazo de nueve meses.