Londres. Un plan del multimillonario mexicano Carlos Slim para consolidar su imperio de telecomunicaciones en una sola empresa ayudó a que el volumen de las fusiones y adquisiciones de los mercados emergentes superara al nivel conjunto de Estados Unidos y Europa en lo que va del 2010.

Si bien los datos están basados en la información de las primeras seis semanas del año, resaltan cómo Latinoamérica y Asia crecerían en importancia en las fusiones y adquisiciones, luego de que la crisis financiera dejara a Estados Unidos y Europa con economías débiles y sistemas bancarios enfermos.

Las fusiones y adquisiciones del mundo emergente nunca han superado a Europa o Estados Unidos -y menos de manera conjunta- en el mismo período de cualquier año de la serie de datos, que comienza en 1984.

Los mercados emergentes tampoco han superado a Europa o Estados Unidos por un trimestre entero.

En enero, Slim anunció un plan para consolidar su negocio de telecomunicaciones de Latinoamérica a través de una oferta de acciones de América Móvil, la mayor empresa de telefonía móvil de la región, por Carso Global Telecom, matriz de dos operadores de telefonía fija.

El plan de Slim, que Thomson Reuters valora en un total de US$34.100 millones, genero más de un tercio de las fusiones y adquisiciones de los mercados emergentes.

México también anotó el segundo mayor acuerdo de los mercados emergentes: la compra del negocio de cerveza de Femsa, valorado en US$7.350 millones, por parte de Heineken NV.

En tanto, el tercer y el cuarto acuerdos más grandes se realizaron en Brasil.

Según una empresa mexicana que mide la riqueza de las personas, Slim tiene US$59.000 millones, lo que lo lleva a competir con Bill Gates, fundador de Microsoft, por el título de hombre más rico del mundo.

Los anuncios mundiales de fusiones y adquisiciones cayeron 28% el año pasado a US$2,07 billones.

Los anuncios de operaciones en Europa Occidental cayeron cerca de 50% a US$534.000 millones en 2009, mientras que en Estados Unidos disminuyeron 22%, a US$720.000 millones.

Las fusiones y adquisiciones en Sudamérica disminuyeron cerca de 25% a US$84.500 millones.

Lea además:

México y Brasil lideran fusiones y adquisiciones en países emergentes