Santiago. El joint venture que buscan concretar Nestlé Chile y Soprole es rechazada por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) de ese país, ya que de concretarse la sociedad obtendrían un porcentaje suficiente del mercado para imponer los precios de la leche chilena.

"Aumenta las probabilidades de prácticas desleales en la adquisición de leche fluida, con el consiguiente detrimento del desarrollo agropecuario del país", fueron los argumentos de la SNA después de estudiar el 40% del poder de compra del insumo con la fusión de ambas empresas, tras la consulta de las dos firmas ante dicho organismo y que fueron entregados al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), que deberá rechazar o aprobar la alianza.

Además, la institución señala que teniendo en consideración las 12 mayores compradoras del insumo en el país, Nestlé y Soprole abarcan 46% de las compras.

También agrega en el informe que “si bien los productos finales son distintos, la necesidad de compra de leche a los agricultores es común, generando aún mayor concentración".

La nueva empresa fabricará, comercializará y distribuirá leches líquidas, postres, yogurt, quesos, mantequillas y margarinas.

Según consigna El Mercurio, el índice Herfindhal-Hirschman Index (HHI) es el instrumento que maneja la Fiscalía Nacional Económica para medir la concentración de los mercados. Cuando un sector supera el 18% de HHI se declara altamente concentrado.

En este caso, los volúmenes de recepción de leche representan el 45% del país y el HHI pasaría de 13% a 31% con la unión de ambas corporaciones.