Lima. La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (Snmpe) de Perú expresó hoy su preocupación por la caída de la competitividad del país en el sector, durante una reunión donde se discutieron sus perspectivas y balances.

"Como país tenemos el reto: no seguir perdiendo competitividad, sino recuperarla", indicó un documento de la Snmpe al que Efe tuvo acceso.

Según la institución, la cantidad de contratos de hidrocarburos vigentes viene disminuyendo en los últimos años y señaló como ejemplo que en 2012 sumaron 80, mientras que en 2013 fueron 74 y a abril de este año alcanzaron los 72.

"El crecimiento actual se sustenta en lo que sembramos en años previos, el crecimiento futuro se sustentará en lo que sembremos hoy", indicó el documento.

Actualmente, el tiempo que toma hacer viable un proyecto es mayor y los costos para lograrlo también han crecido, según la Snmpe.

Entre las medidas para recuperar la competitividad que identificó esta institución se encuentran el acelerar los trámites y permisos engorrosos, compararse con países con los que se compite en inversiones para reevaluar su posición, así como fortalecer la interacción entre los sectores productivos y el Estado para ajustar las normas.

La Snmpe destacó que el sector minero energético ha invertido más de US$60.000 millones en los últimos 10 años y que ha sido fundamental en el crecimiento de la inversión privada del país.

En 2013, se invirtieron en el sector minero US$9.700 millones y en el de hidrocarburos US$1.400 millones, según datos recogidos por la Snmpe.

El año pasado, las inversiones mineras más importantes en Perú fueron las de Xstrata Las Bambas (US$1.709 millones), Chinalco (US$1.188 millones), Cerro Verde (US$1.073 millones), Xstrata Tintaya (US$627 millones) y Antamina (US$539 millones).

Perú es el tercer productor mundial de plata, cobre, zinc y estaño, el cuarto de plomo y molibdeno y el quinto de oro.