La empresa Aconcagua Foods, que facturó US$ 150 millones en 2009 y llegó a registrar en 2007 exportaciones a más de 30 mercados internacionales, anunció su separación en forma amistosa y con criterios de eficiencia. 

La firma, controlada en partes iguales desde 2003 por Córpora -holding que participa en la industria alimentaria y de viajes y que está ligado al empresario chileno Pedro Ibáñez- y  y el grupo mexicano La Costeña -fundado por Vicente López Resines y con importante presencia internacional- acordaron la separación "por decisión estratégica dividir su sociedad, concentrándose cada uno en la actividad productiva en la cual tienen mayor fortaleza".

Como parte del acuerdo, Córpora conservará la que fue considerada una de las mayores compras que hicieron como sociedad: las plantas de la Región del Maule adquiridas a Iansafrut en 2004, de acuerdo a El Mercurio.

La operación realizada hace seis años implicó una inversión de más de US$ 35 millones, incluyendo dos unidades y volúmenes de productos preexistentes vinculados al negocio.

La facturación de Aconcagua Foods en 2009 fue del orden de US$ 150 millones y en 2003 y 2004 se ubicaron en segundo lugar entre más de 20 compañías chilenas exportadoras de alimentos. 

En la compañía aseguraron que todo lo que tenían proyectado en crecimientos y avance tecnológico se cumplió, y que alcanzada la maduración del negocio decidieron seguir cada uno en su especialidad.

Francisco Lyon, presidente de Aconcagua Foods, y José Alberto Aranda, director de La Costeña, coincidieron en que la decisión se tomó "con criterio de eficiencia y en forma amistosa", según un comunicado de prensa. A su vez, Lyon destacó que "con esta decisión, esperamos potenciar mejor las actividades que mantiene cada área productiva, beneficiando así a clientes, proveedores y al propio personal de la compañía".

Continúa presencia en Chile. El grupo mexicano, que con La Costeña tiene presencia en mercados como EE.UU., no se va completamente del país tras el fin de la sociedad con Córpora. De hecho, mantendrá la planta de Buin, que es productora de conservas.

Sobre la sociedad con Córpora, José Alberto Aranda, director de la compañía mexicana, dijo que "la actividad de Aconcagua Foods ha crecido en forma importante y proyectamos que, al concentrarnos cada uno en lo que somos más expertos, esta tendencia se intensificará".