Chicago.- Los futuros de soja y trigo cerraron con subidas este viernes en el mercado de Chicago por compras técnicas y coberturas de posiciones cortas antes de un fin de semana largo en Estados Unidos, aunque en ambos casos registraron pérdidas mensuales.

* El maíz tocó máximos en más de una semana, impulsado por un incremento de ventas para exportación y también por coberturas cortas.

* La soja para noviembre terminó con un alza de 12 centavos, a US$8,4350 por bushel, después de bajar a mínimos desde mediados de julio a US$8,2875. En el mes, el contrato perdió 75,5 centavos, hundiéndose un 8,2%.

* Los operadores siguieron atentos a los brotes de peste porcina africana en cerdos en China, que podrían limitar la demanda de harina de soja. El Ministerio de Agricultura chino dijo este viernes que la prevención y la contención de la peste porcina africana son complejas.

* El maíz para diciembre subió 8,5 centavos, a US$3,65 por bushel, y en la semana ganó menos de un 1%.

* El Departamento de Agricultura informó este viernes que exportadores privados vendieron 273.800 toneladas de maíz estadounidense para entrega en el año comercial 2018/19 que inicia este sábado. El dato se conoció un día después de que exportadores privados vendieron 100.611 toneladas a México.

* Las ventas para exportación han sumado optimismo al mercado de maíz, dijeron operadores, y ayudaron a prolongar las coberturas cortas por segundo día. Las entregas de contratos a septiembre menores a las esperadas también respaldaron los precios de los contratos a diciembre.

* El trigo rojo blando de invierno para diciembre en Chicago subió 10,5 centavos, a UUS$5,4550 por bushel. En el mes perdió 27,75 centavos o un 4,6%, revirtiendo la tendencia tras ganar casi un 11% en julio.

* En Kansas, el trigo duro rojo de invierno subió 12,25 centavos, a US$5,5325 por bushel, y el trigo de primavera en Mineápolis ganó 15 centavos, a US$5,9875.

* Los operadores cerraron posiciones antes de la reunión que el 3 de septiembre sostendrán el ministro ruso de agricultura y exportadores, que ha alimentado especulaciones respecto a que Rusia podría limitar las exportaciones de trigo.