Encontrar pilotos que capitaneen aviones en cielo peruano se ha convertido en un dolor de cabeza para el español Jorge Vilches, gerente general de la aerolínea LAN Perú. Y es que muchos de ellos han migrado a India o China, grandes mercados en expansión demandantes de gran cantidad de pilotos. Los pocos que quedan en suelo peruano no cumplen el mínimo de 3.500 horas de vuelo para convertirse en pilotos de líneas aéreas. De esta forma, la escasez de mano de obra calificada para volar aviones ha dejado desabastecido al mercado aerocomercial peruano.

Ante esta situación, la operación peruana de LAN ha decidido construir su propio centro de instrucción técnica para preparar a su equipo operativo, incluidos pilotos, tripulantes de cabina y de servicio al pasajero del aeropuerto.

“Invertiremos en este proyecto US$ 30 millones, y va a tener simuladores que no existían en el Perú, como el del Airbus 319 y otro para aviones pequeños que ya tenemos aquí operando. Eso nos permitirá preparar a los nuevos pilotos que están sacando su licencia y también a los que necesitan revalidarla”, dice Jorge Vilches, de LAN Perú. “En América Latina solo hay simuladores en Brasil, Chile y México. El nuestro estará listo en 2012. Ahora tenemos un simulador pequeño y hemos hecho un acuerdo con la escuela de pilotos Masters of the Sky para capacitar a más pilotos porque en el Perú ya no hay, y muchas veces tenemos que contratar a extranjeros”.

Este proyecto va de la mano con la inversión de US$ 660 millones que realizará entre 2011 y 2013 para adquirir seis aviones Airbus y dos Boeing 767. “El año que viene LAN va a ser el primer operador americano y el tercer operador a nivel mundial en tener el Boeing 787 Dreamliner, un avión de última generación, moderno, eficiente, muy confortable”, dice Jorge Vilches, de LAN Perú.

No solo eso. El crecimiento del mercado aerocomercial en el Perú lo ha convertido en una de las operaciones más importantes del grupo LAN con grandes posibilidades de convertirse en su hub regional. “La localización que tiene el Perú permite montar un hub que conecta el sur con el norte del continente. El crecimiento siempre va a pasar por aquí. Tenemos nuestro hub más importante acá en Lima y va a seguir creciendo”, dice Jorge Vilches. “Transportamos pa- sajeros de Argentina, Chile, Bolivia, Brasil al norte de Sudamérica, como Colombia, Ecuador u otros países, como México, Europa, todo a través de Lima”.

En tanto, según cálculos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), mientras que en 2005 había 2,5 millones de pasajeros que se trans- portaban por vía aérea en el Perú, para 2010 hubo un estimado de 5,2 millones de pasajeros. En el caso de LAN Perú, han transportado 3,5 millones de pasajeros en lo que va del año en el mercado doméstico, que sumado a los pasajeros internacionales llegan a los 6 millones. Asimismo, según cálculos del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), en 2010 el mercado aerocomercial creció 20% y se espera que este año el ritmo de crecimiento supere esta cifra.

No obstante, a pesar de que en los últimos cinco años el flujo de pasajeros se ha duplicado y la industria viene creciendo a un ritmo acelerado, el mercado es aún pequeño. De acuerdo con cifras de la Dirección General de Aeronáutica Civil de va- rios países, mientras que en Canadá y Estados Unidos el promedio per cápita de viaje al año es de 2,69 y 2,27, respectivamente, en Brasil y Chile es de 0,30, en Colombia 0,23, en México 0,22, en Argentina 0,16 y en el Perú 0,13, uno de los más bajos de la región.

“Hay un fuerte compromiso de las líneas aéreas por dinamizar el mercado aerocomercial peruano, y ello se puede comprobar porque han convertido al aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima en su centro de conexión”, dice Mara Seminario, ex viceministra de Turismo. “Se espera que en los próximos dos años, Lima cuente con 500 vuelos semanales desde las principales ciudades de Sudamérica debido a su posiciona- miento como centro de conexión en la región”.

Por lo pronto, las línea aéreas mueven el mercado con tarifas más económicas. Según un informe elaborado por la Sociedad de Comercio Exterior (Comex) sobre el mercado aéreo peruano, gracias al incremento en la competencia, los precios de los vuelos se han reducido paulatinamente. Hasta 2006, el precio regular más económico de boleto de avión no bajaba de US$ 180.

Sin embargo, desde 2007 se introdujo una política de precios económicos para impulsar el crecimiento del sector aerocomercial y se lograron niveles de tarifas promocionales de hasta US$50 en un vuelo roundtrip o ida y vuelta. “Siguiendo este modelo de precios económicos, se proyecta llegar a los 11 millones de pasajeros hacia 2015. Según esa misma proyec- ción, más de 7 millones de pasajeros peruanos se beneficiarán con los precios promedio más económicos”, dice el reporte de Comex.

Lograr estas tarifas de tickets aéreos no ha sido una tarea fácil. “Desde 2008 hasta hoy, la tarifa promedio ha bajado 23%. Hasta 2006 el mercado no crecía porque los precios eran altos. Incorporamos el modelo de eficiencia de costos y tarifas bajas y el mercado explotó. Pasó de crecer 3% al año a 17%”, dice Jorge Vilches, de LAN Perú. “Gracias a esta reducción de tarifa, el 72% de los pasajeros peruanos que han viajado a nivel nacional ha pagado la tarifa más económica. Eso es lo que buscaba el modelo, que creciera la industria con pasajeros que pagan barato”.

En tanto, 2010 representó un año de recuperación y crecimiento en relación con 2009, tanto en los ne- gocios de carga como de pasajeros. LAN reportó una utilidad neta de US$ 419,7 millones en 2010, lo que representó un aumento de 81,6% en relación con el año anterior.

Asimismo, durante el cuarto trimestre de 2010, los ingresos con- solidados de LAN alcanzaron US$ 1.302 millones, comparado con los US$ 1.070 millones obtenidos en el mismo periodo de 2009, debido a un aumento de 17,3% en los ingresos de pasajeros y de 31,2% en los ingresos de carga. Los ingresos de pasajeros y carga representaron el 68,2% y 28,4%, respectivamente, del total de los ingresos del trimestre.

De otro lado, el Perú, tras diez años de haber ingresado, se ha convertido en la segunda operación más grande de la aerolínea de origen chileno. ”Cerca de un 30% de todo el grupo LAN es del Perú, después de Chile”, dice Jorge Vilches, de LAN Perú. “Estamos acercándonos bastante al tamaño de operación de Chile. Hoy el número de veces que pasan los aviones por Lima versus el número de viones que pasan por Santiago es casi el mismo”.

Permiso para volar. 2011 se ha convertido en un año de consolidación para LAN Perú. Todos sus destinos tienen tres vuelos diarios en el mercado doméstico y han abierto nuevas rutas internacionales, como San Francisco.

No obstante, la aerolínea quiere llegar a más destinos. “En el mercado doméstico no tenemos nuevos destinos porque ya volamos a todos los aeropuertos donde se puede volar”, dice Jorge Vilches, de LAN Perú. “La infraestructura aeroportuaria es un tema que hay que trabajar en el próximo año para permitir operar en aeropuertos donde hoy no operamos porque la pista no tiene resistencia, el largo o el terminal no está listo y requieren poca inversión para que estén operativos”.

En ese sentido, el gobierno de Ollanta Humala ya anunció la creación de una línea aérea administrada por el Estado, la cual cubriría rutas no atendidas bajo el modelo de una aerolínea low cost.

“[La compañía] no tendría beneficios, no recibiría ninguna subvención estatal, ni privilegios, pues de darse esos privilegios eso sí sería competencia desleal. La línea de bandera va a operar de acuerdo con el artículo 60 de la Constitución, es decir, en igualdad de condiciones que los demás operadores”, dice Julián Palacín, experto en derecho aéreo e impulsor de este proyecto. “Lo único que lo va a diferenciar de otros operadores es la estrategia comercial que pondremos en marcha y que consistirá en utilizar aeropuertos secundarios y brindar el servicio básico de transporte; esa es la estrategia. No usando el [aeropuerto] Jorge Chávez se ahorra el 10% de los costos comerciales”.

Para el decano de la Facultad de Economía de la UPC, Carlos Adrianzén, el proyecto de una aerolínea de bandera no presenta un buen pronóstico para alzar vuelo. “Las empresas estatales han demostrado que nos son eficientes”, dice. “Hay muchos ejemplos en la región de aerolíneas estatales que solo registran pérdidas. Este negocio no solo depende de tarifas bajas, sino también de tener un modelo eficiente”.

Según Jorge Vilches, la competencia de un nuevo operador es saludable, siempre y cuando lo haga en igualdad de condiciones. “Lo que tenemos que conseguir es que los mercados respondan a la oferta o al producto para estimular la nueva demanda”, dice. “Tenemos un gran desafío por el lado de los costos. El precio del combustible pesa el 40% de nuestros costos, y en los últimos meses el precio del jet fuel ha subido 40%. Si el 40% de los costos se incrementa 40%, los costos finales aumentan 16%. Para intentar cubrir ese aumento de costos, aplicamos la eficiencia”.

El ejecutivo español añade: “Una aerolínea adicional puede y debería cubrir un papel importante en llegar a aquellos destinos donde hoy no se puede volar. Es necesario hacer inversiones en infraestructura en aeropuertos que permitan que un avión de nuestras características puedan aterrizar. Esto es una barrera de crecimiento”, dice. “Cuando se habla de una aerolínea de bandera para que llegue a sitios donde no llega nadie, nosotros estamos convencidos de que puede ser positivo, pero permítannos llegar también a nosotros”.

Por lo pronto, la compañía se enfoca en otros proyectos de inversión. El primero es la nueva base de mantenimiento ubicada en el aeropuerto Jorge Chávez y que estará lista a fin de año. Esta base incluye la construcción de un edificio de tres pisos y permitirá realizar trabajos más sofisticados de mantenimiento que antes no se hacían en el Perú y a la vez atender el crecimiento de la flota que tendrá la aerolínea. Otro proyecto es la edificación de la nueva sede corporativa cuyas obras empezarán una vez concluido el centro de instrucción técnica y la base de mantenimiento. Este también estará ubicado al lado del Jorge Chávez, y su diseño estuvo a cargo del arquitecto peruano Bernardo Fort Brescia.

De esta forma, LAN Perú sigue construyendo su ruta de vuelo en el cielo peruano. No solo se ha afianzado en el mercado doméstico, sino también sigue maximizando la ubicación del Perú para el mercado internacional. Y es que Lima se ha convertido en el destino favorito de esta aerolínea.