Ciudad de México. Siete de cada diez mexicanos no tienen acceso a internet, y los pocos que ingresan a la web, lo realizan bajo magros niveles de velocidad, revela Raúl Trejo Delarbre, integrante del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según revela El Informador, apenas tres de cada diez personas tienen cuentan con una conexión a la red y son menos los que tienen una conexión a buena velocidad, debido a los altos costos, indica el experto de la Unam.

Trejo precisa que todo este panorama genera un gran impacto negativo, pues limita los asuntos sociales, políticos y culturales presentes en Internet a sólo una cierta parte de la población, es decir la que cuenta con este acceso.

Por otra parte, precisó que los espacios en la web, como blogs u otros espacios, están protegidos por los ordenamientos legales que garantizan, en México y el mundo, la libertad de expresión.  Sin embargo, admitió, los delitos deben ser castigados, independientemente del entorno o espacio en el que se produzcan; las infracciones y violaciones en este medio deben de tratarse como ocurre fuera de línea.

Cuando alguien roba dinero de una cuenta bancaria por Internet incurre en un delito, aunque el código mercantil o comercial no hable específicamente del ciberespacio. "El fraude, la pornografía infantil y el robo están ya tipificados; se cometan en la calle o Internet, son infracciones", precisó.