Japón. Sony Corporation anunció el desarrollo de una pantalla OLED totalmente a color con OTFT ultra flexible de 4,1 pulgadas que puede enrollarse en un cilindro delgado.

Para crear la pantalla, Sony desarrolló un OTFT (Transistor Orgánico de Película Delgada) con material semiconductor orgánico original (derivado del PXX) cuya modulación es ocho veces superior a la modulación actual de los OTFT tradicionales. Ello se logró mediante el desarrollo de tecnologías de integración de OTFT y OLED en un sustrato flexible ultra delgado capaz de eliminar los chips controladores de IC (circuito integrado) rígidos convencionales que interfieren el enrollamiento de la pantalla) y aislantes orgánicos blandos para todos los aislantes del circuito de integración.

Mediante la combinación de dichas tecnologías, Sony demostró con éxito el primer panel OLED del mundo capaz de reproducir imágenes en movimiento incluso si se lo enrolla - en un cilindro con un radio de 4 mm - y se lo estira repetidamente. Sony dio a conocer los resultados de su desarrollo el 27 de mayo en el “Simposio Internacional 2010 de la SID (Sociedad para la Visualización de Información)”.

Sony procederá con el desarrollo de la solución / proceso basado en impresión que fabrica dispositivos de visualización a partir de materiales orgánicos que se disuelven con facilidad en solventes comunes. Este proceso requiere menos cantidad de pasos y consume materiales y energía de manera más eficiente, logrando menor huella ambiental en comparación con el proceso tradicional de semiconducción en vacío a alta temperatura, que utiliza materiales de silicona inorgánicos.

Sony continuará mejorando el rendimiento y la confiabilidad de sus pantallas orgánicas flexibles porque se espera que la aplicación de estos desarrollos produzca dispositivos portátiles delgados, livianos y durables con una forma mejorada.