Cálculos que consideran el crecimiento real de la demanda en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi refieren que es posible ampliarlo con recursos propios. Solo se precisarían US$30 millones para ampliar la capacidad de la terminal aérea y no US$150 millones, como argumenta el Gobierno al promover una privatización por 30 años.

El aeropuerto internacional, conforme a la proyección de tráfico de la región, recién para el 2024 precisaría ser ampliado, según estimaciones del especialista en infraestructura aeroportuaria Carlos Achucarro.

La terminal recauda hoy unos G. 300.000 millones por año (US$52 millones a la cotización actual). Toda esa recaudación, menos el canon que debe entregar al Estado, será manejada por el consorcio que resulte adjudicado en la licitación bajo el esquema de alianza público privada (APP) que lleva adelante el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Hay que recordar en ese sentido que según la versión oficial en el 2015, cuando se llamó a licitación para la APP del aeropuerto, la demanda llamativamente se disparó aún cuando varias aerolíneas, entre ellas American Airlines, dejaron de operar en el país.

Achucarro explicó que entre los años 2011 al 2015 se vio que la Dinac tuvo US$3,46 millones de utilidades netas anuales (lo que resulta del pago de todas las obligaciones de la terminal y de otras 10 terminales cuyo sostenimiento depende de ella), y con ello se podría financiar la ampliación del Silvio Pettirossi, sumándole un complemento de crédito de US$15 a US$20 millones a contratar con la garantía (el fideicomiso) del flujo de caja y llegar, así, sin otros compromisos a ampliar la capacidad del aeropuerto, si se quiere, gradualmente, según la demanda así lo vaya justificando.

Este cálculo es bastante conservador y asume que los beneficios serán los mismos (que no subirán por el aumento de tasas en dólares ni por la devaluación del guaraní) y que apenas crecerán con el aumento de la demanda, que en promedio es del 4,5% al año, según el especialista.

Achucarro explicó que la Dinac ya cuenta con un proyecto ejecutivo para la segunda y tercera etapa de ampliación, pues la primera ya fue ejecutada con éxito en el 2014 y financiada justamente por el propio ente.

“Están todos los planos de arquitectura, ingeniería e instalaciones técnicas y especiales, incluyendo las planillas discriminadas de costos. Todas esas etapas no sobrepasan los US$30 millones”, aseguró.

Hay que recordar en ese sentido que según la versión oficial en el 2015, cuando se llamó a licitación para la APP del aeropuerto, la demanda llamativamente se disparó aún cuando varias aerolíneas, entre ellas American Airlines, dejaron de operar en el país. El Gobierno dice que en el 2015 hubo un crecimiento del 14,9% y en 2016 del 15,3%.