Londres. Casi un quinto de los US$94 billones que se necesitan para inversiones globales en infraestructura para el 2040 podría quedar sin financiamiento si continúan las tendencias actuales de gasto, dijo este martes el Global Infrastructure Hub.

Para cerrar la brecha, el gasto anual en infraestructura necesita subir a un 3,5% desde el 3% del producto interno bruto, dijo el GIH en un reporte.

Las inversiones son necesarias para respaldar el crecimiento económico global y cerrar las brechas en infraestructura en países desarrollados y en vías de desarrollo, según el GIH.

"Creemos que esta información será clave para los gobiernos, y para aquellas organizaciones que financian, planean y construyen proyectos de infraestructura para el futuro, y brindan ciudades sustentables con beneficios sociales y económicos para todos", dijo el presidente ejecutivo del GIH, Chris Heathcote.

El GIH, establecido por el G-20 en 2014, tiene como objetivo aumentar las oportunidades de inversión privada y pública en infraestructura en todo el mundo. Cada año, se necesitan US$3,7 billones en inversiones de infraestructura para cubrir la demanda.

Y para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sustentable de Naciones Unidas, que tiene por objetivo asegurar el acceso universal al agua potable y la electricidad para el 2030, las inversiones necesitan aumentar a un 3,7% del PIB global entre la actualidad y el 2030, dijo el reporte.

Las inversiones son necesarias para respaldar el crecimiento económico global y cerrar las brechas en infraestructura en países desarrollados y en vías de desarrollo, según el GIH.

Estados Unidos tendrá la mayor brecha en gasto de infraestructura, en US$3,8 billones, mientras que China tendrá la mayor demanda, en US$28 billones, representando el 30% de las necesidades globales de inversión en infraestructura.

Un esperado aumento en la población global en 2.000 millones de personas para el 2040 y un aumento del 46% en la población urbana, impulsado por Asia, que necesita US$52 billones en inversiones para el 2040 para cubrir la demanda, subrayan la necesidad de la expansión del gasto.