Lima. El presidente de la Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (Apotur), Enrique Quiñones, mencionó que la inversión hotelera favorece el movimiento turístico de los peruanos en el interior del país debido a que existen más opciones de alojamiento.

"Los peruanos están viajando debido a la inversión hotelera, porque hay más opciones de alojamiento. Además el turista nacional es más exigente y ahora está demandando productos no solo de tres estrellas, si no más exclusivos", comentó.

Asimismo, enfatizó que entre los peruanos existe un mayor optimismo por viajar, salir de la ciudad y desplazarse hacia otra localidad durante un fin de semana largo.

De otro lado, Quiñones dijo que la decisión de compra en el segmento de turismo interno normalmente se realiza a última hora.

"Los turistas nacionales están deseando viajar por todo el país, así como realizar viajes internacionales", anotó.

Gratificación impulsa turismo. "Normalmente en los últimos 20 días de julio se presenta un dinamismo de compra de paquetes turísticos o pasajes terrestres y aéreos debido a que la decisión de compra entre dicho público se realiza cuando recién reciben la gratificación", señaló.

Agregó que los turistas nacionales adquieren estos productos a un mayor precio por ser una compra a última hora.

Destinos turísticos. Quiñones indicó que los destinos turísticos que visitarán los turistas nacionales en estas Fiestas Patrias son Arequipa, Cusco, Trujillo, Chiclayo, Cajamarca y las playas de la zona norte del país.

"Las ciudades que están generando un mayor flujo turístico, gracias a diversas inversiones hoteleras, son Arequipa, Cajamarca y Paracas", apuntó.

Arequipa recibirá 100.000 turistas. Quiñones manifestó que actualmente Arequipa tiene una buena capacidad hotelera.

"En ese sentido, en estas fiestas Arequipa espera recibir alrededor de 100.000 turistas", previó.

Limeños buscan lugares calurosos.También señaló que los limeños están buscando lugares calurosos debido al invierno que presenta Lima, por lo cual se desplazarían a Trujillo, Chiclayo así como las playas de Piura y Tumbes.