Standard & Poor's Ratings Services rebajó el martes a estable las perspectivas de calificación de deuda de Cemex SAB, debido a que la recuperación financiera y operativa de la cementera mexicana demorará más de lo esperado previamente.

La agencia calificadora basó su decisión en los negativos resultados de la compañía en el segundo trimestre, su rebajada proyección de ganancias para 2010 y las perspectivas más débiles para la recuperación del sector en mercados clave, en especial en Estados Unidos. En julio, Cemex informó una pérdida para el segundo trimestre por mayores costos financieros y pérdidas por tipo de cambio.

No obstante, la perspectiva estable refleje la visión de S&P de que el flujo de caja operativo libre de Cemex seguirá recuperándose gradualmente y debería ser suficiente para cumplir con vencimientos de deuda de mediano plazo.

S&P asigna a Cemex una calificación "B", cinco escaños por sobre el territorio chatarra.