Santiago. La empresa multinacional Sociedad Química y Minera (SQM) con sede en Chile divulgó este martes un informe donde señala que entre 2009 y 2014 entregó más de 5.000 millones de pesos (US$8,2 millones) a personas vinculadas con la política.

De acuerdo con el reporte de la firma dedicada a la explotación, procesamiento y comercialización de materias como el litio, presentaba documentos falsos ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) para que le devolviera gran parte del dinero.

Los fondos se otorgaban a campañas de candidatos políticos con la finalidad de recuperar los gastos, entre ellos de la derechista Alianza por Chile y del actual gobernante Nueva Mayoría, que anteriormente era una concertación de centroizquierda sin el Partido Comunista.

La empresa SQM fue estatal hasta 1979, año en que reportó pérdidas superiores a los US$20 millones.

En 1980, empezó a dirigirla Julio Ponce Lerou, yerno del entonces jefe del régimen militar, general Augusto Pinochet (1973-1990), quien ordenó su privatización junto a muchas otras empresas al aplicar las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ponce Lerou estuvo al frente de la firma hasta abril pasado, además de ser su principal accionista.

De acuerdo con el legislador socialista Fidel Espinoza, Ponce Lerou "es un personaje que ha eludido la justicia desde los años 80" y su compañía financió de manera "ilegal" a políticos chilenos desde 1990.

Sostuvo que a través de la compañía "creó todos los resguardos para que las responsabilidades legales lleguen hasta niveles jerárquicos anteriores a él, montando una trama de financiamiento a la política".

Según el informe de SQM, la directiva autorizó una gran cantidad de pagos entre 2009 y 2014, de los cuales 52,3% se destinó a 156 "prestadores con vínculo político" y "servicios atípicos".

Indicó que durante la última campaña de 2013, un total de 60 personas emitieron 503 documentos tributarios de "carácter dudoso" por un total de 2.541 millones de pesos (unos 4,14 millones de dólares).

El informe de SQM registra la entrega de dinero a 33 contribuyentes relacionados con la coalición de centroizquierda Nueva Mayoría que lidera la actual presidenta chilena Michelle Bachelet.

La coaliación está integrada por el Partido Socialista, el Partido Demócrata Cristiano (PDC), el Partido por la Democracia y el Partido Radical.

Según el informe de la compañía minera, Nueva Mayoría recibió más de 2.700 millones de pesos (unos 4,39 millones de dólares).

La fuente señala que nueve personas o empresas del Partido Socialista de Chile recibieron más de 1.544 millones pesos (1,6 millones de dólares) en financiamiento a campañas políticas.

El PDC registra haber entregado boletas y facturas a SQM por 400 millones de pesos (unos 650.000 dólares).

La Unión Demócrata Independeunte (UDI) y Renovación Nacional (RN), que forman la Alianza de dereccha, emitieron 503 documentos tributarios "dudosos" por más de 2.500 millones de pesos (unos 4,65 millones de dólares.

La fuente señaló que el mismo mecanismo financiero fue utilizado por el Grupo Empresarial Penta, cuyos directivos están detenidos por aportar fondos a partidos.

En tanto, la Universidad Diego Portales dio a conocer en una investigación reciente que más 1.000 empresas chilenas fueron las que aportaron dinero a la política, entre ellas firmas eléctricas, mineras, casinos, bancos y aseguradoras, entre otras.

Señaló que todas han hecho donaciones directas o a través de "aportes reservados" legales para obtener a cambio beneficios tributarios.

Según la investigación universitaria, las empresas han pedido al SII las franquicias tributarias a las que tienen derecho para descontar los aportes a sus impuestos.

Las devoluciones hechas por la entidad fiscal, reflejan que es el Estado el que financia gran parte las campañas políticas en Chile.

El ministro del Interior, Jorge Bustos, afirmó la semana pasada en una reunión con empresarios que "Chile vive una crisis de las élites".

Sostuvo que son "las élites" las que deben dar soluciones para que la democracia chilena pueda enmendar el rumbo.