Reuters. Starbucks Corp cerrará 8.000 cafeterías en Estados Unidos durante la tarde del 29 de mayo, para instruir a casi 175.000 trabajadores en cómo prevenir la discriminación racial en sus tiendas.

El anuncio de la compañía de cafeterías más grande del mundo se conoce mientras la empresa intenta enfriar tensiones tras el arresto de dos hombres negros en una de sus tiendas en Filadelfia la semana pasada, lo que desató acusaciones de discriminación racial contra la cadena.

Manifestantes han llamado a boicotear a la compañía, en lo que se ha convertido en el mayor desafío que afronta el presidente ejecutivo Kevin Johnson, quien ocupa el cargo desde hace aproximadamente un año.

"Si bien esto no se limita a Starbucks, estamos comprometidos a ser parte de la solución", dijo Johnson, quien se disculpó por los "censurables" arrestos de los hombres y se responsabilizó por el incidente.

Aunque Starbucks se ha manejado con destreza en asuntos espinosos como el matrimonio homosexual, el control de armas y el estancamiento del Congreso, las relaciones raciales en Estados Unidos han demostrado ser más desafiantes.

Aunque Starbucks se ha manejado con destreza en asuntos espinosos como el matrimonio homosexual, el control de armas y el estancamiento del Congreso, las relaciones raciales en Estados Unidos han demostrado ser más desafiantes.

Su campaña "Race Together" de 2015 para fomentar una conversación sobre el tema luego de los tiroteos policiales de alto perfil de varios hombres negros desarmados provocó una reacción violenta en redes sociales.

Las acciones de Starbucks subían un 0,6%, a US$59,81, en las operaciones de la tarde.