Ciudad de México. Excelsior.com.mx. La cadena de cafeterías Starbucks se suma a la tendencia de dar a conocer las calorías de sus bebidas y alimentos a los consumidores, por lo que arrancará el programa “Sentirse bien sabe mejor en Starbucks” en México.

La compañía busca transparentar el contenido tanto de las calorías, como de sodio y grasas de sus bebidas y postres.

Esta medida primero se puso en marcha en Estados Unidos, donde se anunció en enero de 2013 y arrancó en junio, por lo que siendo México uno de los mercados de mayor crecimiento para la empresa y en donde la obesidad también es un problema grave de salud, comenzará a implementarse.

Incluso en la página de internet ya se puede encontrar una lista de las calorías de bebidas como, por ejemplo, un capuchino alto, que contiene 142; el Latte, la misma cantidad, mientras que el Caramel Machiato suma 212 y el Chai Latte 159 calorías. Otras bebidas como el Caramel Frapuccino tienen 248 y el chocolate alto, 283 calorías.

En tanto, los 100 gramos de un Panini de tres quesos tienen 258 calorías y el pastel de zanahoria, 340 calorías.

Para Juan Carlos Rivera, director del Departamento de Administración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tec de Monterrey Santa Fe, dar a conocer la información nutrimental es un paso positivo para las empresas, ya que “no es inhibidor de consumo, sino un creador de conciencia”.