Santiago. Como un trampolín. Así podría definirse la expansión de la pandemia del coronavirus sobre los planes de crecimiento de Yapp, la startup chilena dedicada a la cotización de medicamentos y que permite saber en cuál de todas las farmacias más cercanas se puede encontrar al precio más bajo, que ha obtenido un fuerte crecimiento desde inicios de marzo, cuando se registró en Chile el primer caso de coronavirus.

Si en el tercer mes de este año la aplicación creció 150% respecto a febrero, para abril se proyectaba un crecimiento que fuera entre el 120% y el 150% frente a marzo. Cifras casi intimidantes, considerando que antes del inicio de la pandemia, el índice de crecimiento registraba en promedio un 20% mensual, lo que para la empresa ya era una cifra importante.

Pero Javier Appelgren, fundador y CEO de la firma que vio la luz en junio de 2018, se toma con calma estos números, que en marzo permitieron a Yapp tener ventas de alrededor 70 millones de pesos chilenos (US$85.000) y, según proyecta, podrían llegar a los $100 millones (US$120.000) mensuales en abril, o a más tardar mayo.

Pese a las interesantes cifras, para Appelgren duplicar el índice de crecimiento de un mes a otro es difícil que se mantenga como un factor constante y proyecta que mientras duren las cuarentenas impuestas por el gobierno chileno –lo que de acuerdo a la autoridad sería, al menos, hasta agosto de este año–, sus tasas de crecimiento deberían oscilar entre el 50% y 100% mensual respecto del mes anterior. Tras ello, el fundador de Yapp estima volverían a las tasas tradicionales de antes del comienzo de la pandemia, la que en todo caso de momento, no tiene fecha de término.

Si en el tercer mes de este año la aplicación creció 150% respecto a febrero, para abril se proyectaba un crecimiento que fuera entre el 120% y el 150% frente a marzo. Cifras casi intimidantes, considerando que antes del inicio de la pandemia, el índice de crecimiento registraba en promedio un 20% mensual.

“Teníamos un crecimiento de alrededor del 20% mensual promedio, que era un crecimiento súper bueno, y eso no se detuvo tampoco con la época de la explosión social que hubo acá en Chile en octubre pasado. Igualmente pudimos cerrar una ronda de capital, seguir creciendo y los inversionistas creyeron en nosotros y hasta ahora vamos por sobre lo que teníamos presupuestado”, señala optimista.

Digitalización farmacéutica

Appelgren reconoce que el coronavirus ha sido un impulso para Yapp, aunque aclara que nadie está contento con la situación epidemiológica, pero acota que “sí se podría decir que somos totalmente contracíclicos, quizás, porque como startup estamos a la vanguardia en innovación y tecnología en una industria como la salud que se había visto poco forzada a modificarse”.

Sin embargo, con la actual realidad del COVID-19, en el caso de las farmacias, el fundador de Yapp sostiene que estas ya están apurando y apoyando el desarrollo de canales digitales, algo que en su opinión, no se anticipaba como un proceso rápido antes del inicio de la pandemia.

“El modelo tradicional de las farmacias –estamos hablando quizás de las más grandes– siempre ha estado asociado a crecer y potenciar sus puntos de venta, ofreciendo experiencias diferenciadas dentro del local y con los catálogos de producto. Eso está cambiando hoy en día por completo”, acota, en referencia a un fuerte enfoque de la industria en el tema del ecommerce y lo digital.

Puedes leer de la serie "Startup con viento a favor": Wisboo da un salto largo y potencia la digitalización de la enseñanza

Al final de cuentas, Appelgren destaca que el tema digital tiene mucho de viralización, entonces “empiezas a agarrar un motor de crecimiento a través de las recomendaciones de usuarios a otras personas, lo que termina por generar más descargas”. En esa línea, a mediados de abril el servicio contaba con más de 110.000 usuarios activos y ya había superado el medio millón de descargas.

“Siendo honesto, no tenemos una proyección del número de descargas que podemos llegar de aquí a fin de año. La curva de crecimiento se aceleró demasiado y cualquier cosa que digamos está muy supeditado a lo que vaya ocurriendo. Podríamos llegar al millón de descargas de aquí a fin de año, que es mucho más de lo que teníamos presupuestado en su momento, que era alcanzar las 600.000 descargas” en 2020.

 

“El lado difícil de este escenario positivo es que tenemos que trabajar mucho en la plataforma para mantenerla de acuerdo a los mayores requerimientos. Entregar el nivel de servicio para el volumen de crecimiento en descargas, usos de aplicación, cotizaciones. Darle estabilidad a la plataforma”, resume.

En Chile hay en torno a 3.000 locales de farmacias y de ese universo, la mitad corresponde a las grandes cadenas y la otra a farmacias independientes, de acuerdo a Appelgren.

“Dentro de la aplicación, tenemos las áreas segmentadas en distintas aristas. Primero, hay un catálogo para que la gente pueda encontrar las farmacias más cercanas a su ubicación, y ahí están georreferenciadas todas las farmacias de Chile. Después, con precios, para ir cotizando y comparando, claramente la cantidad inicial se va acotando porque hay que contar con la información de precios que hay detrás en esas farmacias y ahí diría que estamos entre los 1.600 y 1.700 locales” a nivel nacional.

Te puede interesar: Startup con viento a favor: Open English alcanza resultado sin precedentes durante la pandemia

En cuanto a marcas de farmacias que participan del sistema y se puede cotizar, Yapp está en más de 50.

Appelgren señala que con todo lo que sucede con el COVID están todos forzados a adaptarse a las tecnologías “y cuando tú como startup estás a la vanguardia en ese sentido, con un modelo de negocio claro y proyecciones de crecimiento y que las mismas empresas de la industria se tengan que adaptar, claramente a uno lo dejan en una posición ventajosa. Sí, para nosotros es un trampolín. La demanda ha aumentado muchísimo, tanto del lado de usuarios de la aplicación como de empresas que quieren participar de este tipo de aplicaciones. Tiene un montón de desafíos, pero por otro lado, es una oportunidad”.