Nueva York. Los inventarios de crudo de Estados Unidos subieron inesperadamente la semana pasada, mientras que los de gasolina y destilados aumentaron más de lo esperado, informó este miércoles la Administración de Información de Energía (EIA).

Las existencias de crudo subieron en 2,3 millones de barriles, a 354,03 millones en la semana del 22 de julio, frente a expectativas de una caída de 1,7 millones de barriles.

Los inventarios de gasolina treparon en 1,02 millones de barriles, a 213,48 millones, frente a los pronósticos de un incremento de 400.000 barriles.

En tanto, las reservas de destilados aumentaron en 3,39 millones de barriles, a 151,85 millones, frente a una previsión de analistas sondeados por Reuters de un incremento de 1,9 millones.

Los futuros de petróleo estadounidense y Brent ampliaban sus pérdidas tras el reporte de inventarios de la EIA.