Los inventarios de crudo, gasolina y destilados en Estados Unidos subieron la semana pasada, dijo el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

Las existencias de crudo subieron 1,34 millones de barriles, a 336,08 millones, frente a una previsión de una caída de 600.000 barriles.

Los inventarios de gasolina subieron 5,15 millones de barriles, a 214,99 millones, ante una expectativa de un alza de 700.000 barriles.

Las reservas de destilados crecieron 2,53 millones de barriles, a 141,02 millones. El mercado esperaba un alza de 1,2 millones.

Los futuros del petróleo estadounidense y del Brent ampliaban sus pérdidas tras el reporte.