Washington. Las ganancias de los bancos estadounidenses continuarán incrementándose pero sus perspectivas de crecimiento están atenuándose, pues las firmas del sector están teniendo problemas para engrosar sus ingresos.

La Agencia Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés) dijo que el sector ganó US$28.800 millones en el segundo trimestre, lo que representa un aumento de US$7.900 millones con relación al mismo período del año previo.

Esa cifra está ligeramente por debajo de los US$28.900 millones registrados por ganancias durante el primer trimestre.

La FDIC volvió a advertir de que los incrementos de las ganancias se debió en gran parte a que los bancos están reservando menos fondos como previsión ante pérdidas.

"Mientras los niveles de previsiones por pérdidas se acercan a marcas históricas, las perspectivas de una mejora en las ganancias provenientes de reducciones futuras en las previsiones disminuyen", dijo el presidente en funciones de la FDIC, Martin Gruenberg, en una conferencia de prensa donde se divulgó el reporte trimestral bancario de la agencia.

Los bancos reservaron US$19.000 millones durante el segundo trimestre para protegerse contra pérdidas, 53% menos que hace un año de acuerdo a la FDIC.

Por otra parte, los ingresos del sector continúan en baja.

Durante el segundo trimestre los ingresos operativos netos del sector cayeron en US$3.000 millones, o 1,8%, desde los niveles registrados un año atrás, dijo la agencia.

En una señal positiva para el sector, la línea de préstamos creció en el segundo trimestre por primera vez en tres años, a US$64.400 millones, o 0,9%.

Gruenberg resaltó el incremento pero lo hizo con cautela.

"Una significativa porción del crecimiento general en los préstamos representó préstamos dentro de las compañías, entre bancos relacionados", señaló el funcionario. "La actividad crediticia aún tiene un largo camino por recorrer antes de acercarse a niveles más normales", agregó.

El reporte cubre a los 7.513 bancos a los cuales la FDIC brinda seguros de depósitos.

El número de bancos en la "lista de problemas" de la agencia se redujo por primera vez en 19 trimestres a 865 entidades en el segundo trimestre, desde los 888 del período anterior.