Quito. El subsidio de combustibles costó en Ecuador US$3.405,66 millones en 2012, reporta el Banco Central, que indica que la mayor parte (47%) se debe a la comercialización de diésel.

El año anterior se importaron 17 millones de barriles de diésel, combustible utilizado especialmente por el transporte público, camiones y para la generación termoeléctrica. El costo de la importación fue US$2.317,5 millones, que se comercializaron en el mercado local en US$717,16 millones.

El subsidio a las naftas de alto octano, utilizadas para producir gasolinas Extra y Super, especialmente de uso en vehículos particulares, costaron US$1.282,14 millones. En 2012 se importaron 14,23 millones de barriles, con un precio de US$2.048,15 millones, y se vendieron en el país a US$766 millones.

El gas licuado de petróleo, utilizado para cocinar en el país, tuvo una diferencia de US$523,17 millones; esto pues se importaron 9 millones de barriles a un costo de US$643,75 millones, que se vendieron en el mercado interno a US$120,58 millones.