Madrid. La crisis económica golpeó a una de los gigantes de la banca, se trata del BBVA cuyo presidente Francisco González recibirá en 2011 un sueldo de 4,97 millones de euros (US$5.562.130).

La cantidad implica una baja de 6,3% en comparación con 2010 y un 13% menos frente a lo obtenido en 2008.

Según detalla el diario El País, González recibirá 3,01 millones de euros (US$4.074.190) en concepto de retribución variable por los resultados de 2010, mientras que su sueldo fijo para 2011 aprobado por el consejo aumenta un 2% hasta 1,96 millones.

El consejero delegado de la entidad, Ángel Cano, obtendrá una salario total de 3,63 millones (1,74 millones de salario fijo y 1,88 millones de paga variable) en 2011, cantidad que supone un aumento del 33% respecto al año anterior.