Washington. Los suministros globales de petróleo son lo suficientemente abundantes como para soportar una "reducción significativa" en exportaciones de crudo desde Irán, según un memorando de la Casa Blanca emitido este lunes, mientras el Gobierno de Donald Trump se prepara para reimponer sanciones al país miembro de la OPEP.

El memo, enviado por la Casa Blanca al Departamento de Estado de Estados Unidos, allana el camino a esfuerzos de Washington para reducir las exportaciones de petróleo iraníes después de la decisión de Washington de abandonar el pacto nuclear de 2015 entre Irán y seis potencias mundiales que limitaba el programa nuclear de Teherán.

La Casa Blanca dijo que hay un "suministro suficiente de petróleo y productos del petróleo de países además de Irán para permitir una reducción significativa en el volumen de petróleo y productos de petróleo comprados a Irán por o a través de instituciones financieras extranjeras".

Los precios del crudo cotizados en Londres escalaron este lunes a máximos en varios años de más de US$78 por barril después de que Trump anunció la semana pasada que Washington reimpondría las sanciones contra Irán.

Las sanciones contra las exportaciones de crudo de Irán entrarán en vigor después del 4 de noviembre, lo que permitirá a las empresas reducir sus compras.

Las sanciones apuntan a forzar a las empresas y países en todo el mundo a reducir las importaciones de petróleo de la República Islámica.

El Gobierno de Trump no ha especificado cuánto crudo espera que recorten los importadores, pero en 2012 el Gobierno del expresidente Barack Obama presionó a los países para que redujeran las importaciones en alrededor de un 18% a un 20%.

Las sanciones contra las exportaciones de crudo de Irán entrarán en vigor después del 4 de noviembre, lo que permitirá a las empresas reducir sus compras.

En virtud de la ley sobre sanciones aprobada en 2011, la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA), el brazo estadístico independiente del Departamento de Energía, debe emitir reportes al Congreso sobre la producción global de petróleo en países además de Irán cada dos meses.

El más reciente estudio de la EIA mostró que la producción global de petróleo fuera de Irán promedió 92,4 millones de barriles por día entre febrero y marzo, que se compara con 91,0 millones de bpd desde 2015 a 2017.