Washington. Los suministros mundiales de petróleo se ajustaron en los últimos dos meses por un repunte estacional en la demanda, pese a que el mayor exportador mundial, Arabia Saudita, produjo altos niveles de crudo, informó este viernes un reporte del gobierno de Estados Unidos.

Los inventarios mundiales de petróleo en países distintos a Irán cayeron alrededor de 1,2 millones de barriles por día en julio y agosto, debido principalmente a un aumento estacional de la demanda, dijo el informe de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés).

El informe, requerido por la ley de sanciones a Irán firmado por el presidente Barack Obama el año pasado, es publicado cada dos meses por la EIA. Una copia del reporte fue obtenida por Reuters antes de su publicación.

La cifra fue menor que un descenso de 1,6 millones de bpd visto el año pasado en el mismo período de tiempo. Pero mientras los mercados se ajustan, esto da al gobierno de Obama espacio para imponer sanciones a las transacciones de petróleo iraní.

En tanto, la capacidad de producción petrolera ociosa fue de 2,4 millones de bpd, estables con relación al informe anterior, dijo la EIA.

Los países occidentales creen que Irán está intentando fabricar armas nucleares, mientras que Teherán dice que su programa nuclear tiene fines civiles.