Este año el Superbowl XLVII tendrá unas ganancias aproximadas de US$172 millones ($344.000 millones) causados por los anuncios publicitarios pagados a Fox, la programadora oficial, que cobró US$4 millones por cada 30 segundos.

El Superbowl, que se llevará a cabo el próximo domingo 2 de febrero, tiene a los Seahawks y a los Broncos entrenando fuertemente para llevarse el galardón más destacado del fútbol americano. Y con ellos, Fox también ultima detalles para la escena publicitaria más grande de Estados Unidos.

En 2011, año en el que ganaron los Packers de Green Bay, hubo récord de audiencia (más de 111 millones de personas), cada anuncio de 30 segundos costó US$3 millones y se movieron en total US$150 millones, es decir, unos $300.000 millones. Para este 2014, la compañía Anheuser-Busch InBev será, con sus marcas Budweiser y Bud Light, la que más pague por estos anuncios. Ya ordenó tres minutos y medio, con un costo de US$28 millones.

Halftime Show. El evento organizado por la National Football League (NFL) tiene en el intermedio un espectáculo, el Halftime Show, que ha llevado a artistas como Madonna, Black Eyed Peas y Michael Jackson. Es un momento cumbre en la transmisión y su patrocinador es mencionado constantemente.

PepsiCo, una de las compañías que más dinero invierten en publicidad, además de pagar por un comercial de 30 segundos (US$4 millones) también será el patrocinador del Halftime Show. Se calcula que por los 15 minutos que dura el espectáculo, en el que cantará Bruno Mars, PepsiCo pagará más de US$50 millones, unos $100.000 millones, cifra que giró el año pasado por el show de Beyoncé, que no cobró un solo dólar, según la revista Forbes.