Buenos Aires. El gobierno de Argentina comenzó a levantar las restricciones comerciales sobre las importaciones de comida, según informes, pero los supermercados indican que no han visto aún alivio.

Los principales diarios argentinos Clarín y La Nación informaron este martes que el gobierno comenzó a eliminar las barreras comerciales informales impuestas a principios de año con el objetivo de presionar a los supermercados y otras tiendas a comprar productos fabricados en Argentina, como cerveza, maíz, queso, chocolate, aceite de oliva, pasta y alcohol, en vez de comprar bienes importados.

Sin embargo, un representante de algunos de los mayores importadores del país indicó que los más grandes supermercados no han visto una flexibilización significativa de las barreras comerciales.