La suspensión de las operaciones del Grupo Mexicana, conformado por Mexicana, Click y Link, implicó que muchos de los aviones que había arrendado no los haya devuelto a sus dueños, quienes han endurecido las normas para arrendar las aeronaves a las otras líneas aéreas mexicanas, afirmó José Manuel Díaz de Rivera, vicepresidente de Aeromar.

La situación repercute en que algunas aerolíneas de México deben postergar sus planes de expansión, de acuerdo al ejecutivo, ya que la suspensión de Mexicana sentó un mal precedente para los arrendadores de aviones. Esto, porque en su mayoría no han podido recuperar las aeronaves en manos de la firma que suspendió sus operaciones en agosto, de acuerdo a El Economista

Lo anterior ha terminado por afectar los planes de expansión de otras aerolíneas de ese país, como Aeromar, que se encuentran con condiciones más restrictivas y solicitudes de mayores garantías para arrendar aviones ya que  los arrendadores de las aeronaves no han podido recuperar los aviones arrendados a Mexicana. Las unidades serían poco más de 50.

Cabe señalar que Mexicana cuenta con la protección de la ley para conservar las unidades como parte de las medidas cautelares dictadas por un juez dentro de los juicios de concurso mercantil que se han abierto a fin de reestructurar sus deudas.

Por lo anterior, Díaz de Rivera consideró sano que el gobierno, a través de la SCT, promueva la devolución de aeronaves de Mexicana a sus respectivos dueños para darles mayor seguridad y no endurezcan tanto sus condiciones de arrendamiento.