Tokio. Suzuki Motor Corp reportó una caída de un 2,8% en su ganancia operativa trimestral, afectada por ventas más débiles en India.

La automotora mantuvo su previsión de ganancias, pese a anticipar menores ingresos por causa de las inundaciones tailandesas y por un yen más fuerte.

La ganancia operativa para el tercer trimestre, entre octubre y diciembre, para la cuarta mayor automotora de Japón fue de 23.000 millones de yenes (US$300 millones), en general en línea con la previsión promedio por 23.800 millones de yenes, de acuerdo a cinco analistas consultados.

La ganancia neta cayó un 29% a 8.610 millones de yenes, según cálculos sobre los resultados a nueve meses de la compañía.

Para el año al 31 de marzo, Suzuki redujo su previsión de ingresos en 110.000 millones de yenes a 2,50 billones de yenes, aduciendo la fortaleza de la moneda japonesa y los problemas provocados el trimestre pasado por las inundaciones en Tailandia.

Suzuki pudo mantener su guía de ganancias gracias a recortes de costos. La automotora proyecta una ganancia operativa de 110.000 millones de yenes, un incremento de un 2,9% desde el período 2010/11.

La previsión de consenso de 21 analistas estima la cifra en 119.000 millones de yenes.

El mes pasado, la subsidiaria Maruti Suzuki India Ltd reportó una caída peor a la esperada en su ganancia trimestral, que reflejó menores ventas y una rupia baja.

Pero se le aseguró a los inversores que lo peor había pasado, lo que impulsó el precio de la acción de Maruti en más de un 6% en el día.

Analistas opinan que Suzuki debería beneficiarse de un alivio monetario en India, su mercado principal. El año pasado muchos consumidores no compraron autos por las altas tasas de interés.

Las acciones de Suzuki, que es propiedad en un 19,9% de Volkswagen AG, han ganado cerca de un 12% en el año a la fecha, en línea con el índice de autos de Tokio.

Antes de que Suzuki anunciara sus resultados, sus acciones cerraron con un alza de un 1,6% en Tokio.