La asociación entre la chilena Lan y TAM podría incrementar la presencia de la brasileña en el transporte de cargas en su mismo país y en el exterior. ¿El motivo? Lan tiene el 20% del capital de Absa, empresa brasilera líder en su mercado, y que además atiende a más de 35 países.

En el anuncio acordado, TAM afirmó que de los 400 millones de reales (US$226,5 millones) en sinergias, 110 millones de reales (US$62,3 millones) se obtendrán de los negocios de carga. 

“Pretendemos ser socios de Absa”, dijo al diario brasileño Exame Líbano Barroso, presidente de TAM líneas aéreas. “Pero vamos a pensar en los detalles de eso cuando el negocio sea aprobado por las autoridades”. La empresa evitó detallar cualquier estrategia que involucre a Latam Airlines, la nueva empresa creada por la fusión Lan-TAM.

Según el mismo diario, hay 52 empresas nacionales y extranjeras que transportan carga en Brasil. Absa es la principal empresa del país, con el 15,2% del mercado brasileño e internacional.

TAM aparece en la segunda posición, con 13,2%, seguida por Gol con 7,5%, y VarigLog con 4,6%. Ni TAM, ni Lan, ni Absa comentaron sobre la situación en la que quedan las tres empresas con la creación de Latam.

Tam Cargo cuenta con una estructura de 140 aeronaves, que atienden 44 puertos brasileños. Internacionalmente, hay negocios con 36 países. Pero la diferencia entre la brasileña y la chilena todavía es grande. Fueron 649.000 toneladas transportadas por Lan, contra 183.000 toneladas de TAM en 2009.

Los ingresos por transporte de carga en TAM registraron un crecimiento de 33%, lo que significó obtener 285 millones de reales (US$161 millones) en el segundo trimestre. Este resultado fue producto de un mayor tráfico y aumento en los precios. Sólo en el transporte internacional se alcanzó 50% más. 

El sector de cargas es uno de los que más se verá beneficiado con las altas inversiones en infraestructura en el país.

Dentro del país el incremento fue más modesto, 16%. Ya durante el segundo trimestre Lan presentó durante el segundo trimestre, un aumento de 60,3% en cargas, en parte beneficiada por la operación brasileña.