ElEconomista.com.mx. A 13 semanas de haber iniciado operaciones en México, TAR Aerolíneas ha transportado a más de 15.000 pasajeros y opera tres aviones, pero el escenario actual luce “mejor de lo que esperábamos y podríamos adelantar la llegada de nuevos equipos”, aseguró su director, Rodrigo Vázquez Colmenares.

“Estamos haciendo las cosas de manera pausada y con mucho orden. Vamos a tener buenas noticias en las próximas semanas, porque estamos haciendo la revisión de nuestros planes de crecimiento”, comentó en entrevista.

De acuerdo con sus expectativas, al cierre del 2014 movilizarán 220.000 pasajeros con seis aviones, lo cual podrá incrementarse, confía el directivo, que tiene más de 30 años de experiencia en el sector e inició su quehacer profesional en Mexicana de Aviación.

A la fecha, la aerolínea regional que tiene su base en Querétaro llega a 10 destinos, entre ellos Monterrey, Acapulco, Toluca, Tampico y Durango, y opera 16 rutas en distancias no mayores a 1.5 horas.

Vázquez Colmenares precisó que en 70% de sus vuelos no existe competencia y que en el resto se complementan con las aerolíneas troncales que operan.

“Nuestra vocación es atender espacios que no están ocupados y complementar la conectividad con los diversos destinos (...) en nuestro vuelo Toluca-Acapulco, que también hace Interjet, estamos en un horario que no se usaba”, agregó.

De la reciente salida de Luis Gómez de la aerolínea (fue presidente ejecutivo), el director afirmó que se trató de una decisión personal y que no está relacionado con el manejo financiero de la misma.

“Estamos bastante bien y a las pruebas nos remitimos. La empresa sigue operando, con muchos planes, justo como se plantearon desde hace más de dos años, en que empezamos a tener reuniones con autoridades y grupos aeroportuarios, quienes nos brindaron todo el apoyo para fomentar la aviación regional”, indicó el representante de TAR.

Otro de “los grandes planes” de la línea aérea es llevar su modelo de negocio a escala internacional. Esperan ocurra antes de diciembre.

En principio, se ocuparán de brindar conectividad en la denominada Zona Maya, que incluye el sureste mexicano y algunos países de Centroamérica, porque actualmente están desvinculados y existe una “gran potencial turístico”.

*Lea además: Analizan ajustes a convenio aéreo México - EE.UU.