Managua. La tarifa de energía eléctrica aumentará 9% a partir del próximo sábado en Nicaragua, 11,2% menos de los previsto, debido a una financiación por US$26.1 millones que obtuvo el gobierno nicaragüense con la iniciativa Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba), informó este jueves una fuente oficial.

El director del estatal Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, dijo que el alza en la energía se “amortiguó” con una línea de crédito que el reelegido presidente Daniel Ortega gestionó con la Alba, impulsada por Venezuela y a la que pertenece Nicaragua.

Castillo había dicho este martes que Ortega buscaba en la Alba una financiación de entre US$70 millones y US$108 millones, pero este jueves refirió que las autoridades solo lograron US$26.1 millones.

Además, agregó que el aumento en la luz, que estará vigente durante los próximos seis meses, afectará a 160 mil de los 830 mil clientes nicaragüenses, es decir un 19,2% del total.

Los otros 670 mil clientes, que consumen menos de 150 kilovatios hora al mes, no serán afectados con el alza y mantendrán un subsidio, para lo cual el Ejecutivo destinó una partida presupuestaria de US$19 millones, añadió Castillo, precisando que la medida se aprobó tomando como referencia un precio internacional promedio de US$100 el barril de petróleo.

Según cifras oficiales, Nicaragua consume 560 megavatios de energía, de los que el 66% se genera con derivados del crudo.