Se trata de las empresas Aguas Andinas y Aguas Cordillera, quienes mantendrán los precios que cobran. De esta forma se sumarán a Aguas Araucanía, sanitaria que ya había decidido mantener su decreto tarifario, con lo cual los precios no sufrirán variación en los próximos cinco años, según informa Diario Financiero.

Mientras que la otra empresa capitalina, Aguas Manquehue, adelantó que si bien no congelará sus precios, aplicará una rebaja en el 5% desde el próximo 1 de marzo.

Respecto de Esval, la autoridad señaló que la sanitaria no se sumó al resto de las empresas que lograron un acuerdo, por lo cual se iniciará una Comisión de Expertos.

No obstante esto último, la superintendenta Magaly Espinosa estimó que alrededor de siete millones de personas se verán beneficiados con estos acuerdos.

“Estamos en un contexto en el sector sanitario de sequía, lo que significa un mayor gasto (…) Todo indicaba la posibilidad de incrementar los valores de las tarifas, pero lo cierto es que no habrá un aumento real”, sostuvo la autoridad.

Por otro lado, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, advirtió que este congelamiento no implica que las empresas dejen de hacer nuevas inversiones, aseverando que “este acuerdo compromete y obliga a cada una de las empresas a desarrollar todas y cada una de las inversiones necesarias para proveer el servicio de agua a cada uno de los ciudadanos”.