La tasa de interés en el uso de tarjetas de crédito al descubierto alcanzó en Brasil un récord de 482,1% al año en noviembre pasado, de acuerdo a un informe divulgado este viernes por el Banco Central (BC).

Según el reporte del BC, la tasa aumentó 6,3 puntos porcentuales en comparación con octubre y fue la más alta de la serie iniciada en marzo de 2011.

El gobierno brasileño anunció la víspera que limitará el uso de la tarjeta de crédito al descubierto -cuando los clientes no alcanzan a cubrir en el mes el valor total de la factura de crédito- a un período máximo de 30 días.

De acuerdo a las previsiones del ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, la medida puede reducir a la mitad la tasa de interés para ese tipo de operación.

El BC indicó también en su informe que la tasa de interés de sobregiro -emisión de cheques al descubierto- alcanzó un nuevo récord, al llegar a 330,7% anual, la más alta de la serie iniciada en julio de 1994.

El tipo de interés medio cobrado por los bancos en préstamos para familias se mantuvo estable en 73,6% anual en noviembre anterior, en comparación con octubre.

El tipo de interés medio cobrado a las personas jurídicas disminuyó 0,5 puntos porcentuales, para llegar a 29,9% anual.

La mora en el pago de crédito, que considera atrasos de más de 90 días, se ubicó en 6,1% en el caso de personas físicas y en 5,4% entre empresas.

El saldo total del crédito concedido por los bancos aumentó 0,3% entre octubre y noviembre, mientras que en lo que va del año se redujo 3,6%.

En noviembre pasado, el saldo se situó en 3,104 billones de reales (unos US$935.000 millones), lo que representó 49,5% del Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil.