Madrid. Las carteras de préstamos de las entidades bancarias españolas continuaron deteriorándose en abril por el aumento de la tasa de desempleo y el declive económico, situando la tasa de morosidad en máximos de 15 años.

Según los datos publicados este viernes por el Banco de España, el total de préstamos morosos subió en abril a 99.900 millones de euros, frente a los 97.500 millones de euros en marzo y a los 83.900 millones de la divisa europea un año antes.

El total de préstamos morosos subió en abril a 99.900 millones de euros, frente a los 97.500 millones de marzo

Ese importe equivale al 5,5% del total de préstamos, por encima del 5,3% de marzo.

Los bancos españoles están cada vez más presionados por el aumento del desempleo y una burbuja inmobiliaria que sigue desinflándose, y las previsiones de crecimiento son sombrías.