Santiago. El gremio de taxistas de Chile calificó como “reuniones claves” los encuentros que tendrán con representantes del Ministerio de Transportes, entre ellos con la titular de la cartera, Gloria Hutt, pero señalaron que, de no tener una respuesta favorable a sus demandas, no descartan movilizaciones en contra de plataformas como Uber y Cabify.

De hecho, presentarían también una demanda en contra del Estado si es que las reuniones no les resultan fructíferas para sus expectativas.

La acción judicial acusaría “cero compromiso en favor de los trabajadores de taxis”, pero remarcaron que dependerá del resultado de los encuentros con el Ejecutivo.

Uno de los representantes del gremio, Carlos Calderón, dijo que están “aburridos” de que existan ciertas ilegalidades y que no se regule al respecto.

En uno de los encuentros, los taxistas propondrán un proyecto de ley elaborado por ellos, que pretenden sea considerado para la discusión legislativa que busca modernizar los estatutos sobre transporte remunerado de pasajeros.

La Confederación Nacional de Transporte Mayor y Menor, la Confenataxi, también tendrá su reunión con el Gobierno el próximo miércoles. El presidente de la instancia, Luis Campos, espera que tras esto se reactive una fiscalización por parte del Ministerio contra las plataformas.

La jefa de Fiscalización del Ministerio de Transportes, Paula Flores; y el seremi metropolitano de la misma cartera, Eddy Roldán; aseguraron que mientras no se apruebe un proyecto de ley que los regule, esos servicios continuarán siendo informales.

El Gobierno evalúa el actual proyecto de ley, que se discute en primer trámite constitucional, al que presentaría algunas indicaciones.