Lisboa. La compañía Teixeira Duarte firmó en Venezuela el mayor contrato en la historia de una constructora portuguesa en el extranjero al adjudicarse las obras para levantar una autopista de entrada a Caracas por 3.500 millones de euros (US$4.769,4 millones).

Así lo informó este jueves la empresa lusa, cuyas acciones se dispararon en la Bolsa de Lisboa y avanzaban a media mañana de este jueves en torno a 37% debido a que sólo este proyecto ya supera con creces el valor de todos los contratos en los que trabaja actualmente la firma.

La nueva autopista unirá la capital de Venezuela con La Guaira, donde opera el aeropuerto internacional Simón Bolívar, tendrá 19 kilómetros de largo (4 de viaductos y 9 de túneles) y debe estar terminada en un plazo de 54 meses.

La vía, de tres carriles en cada sentido, será una alternativa de trazado diferente a la actual autopista entre la capital y el principal aeropuerto del país, construida en los años cincuenta del siglo XX.

La firma de este acuerdo se produjo en la IX Comisión de Seguimiento bilateral en la que participan los gobiernos de Venezuela y Portugal.

De hecho, el ministro de Exteriores luso, Paulo Portas, se encuentra de visita oficial a Caracas, donde ayer cerró media docena de acuerdos que abarcan sectores como el de infraestructura y vivienda, y que abren posibilidades de negocio por valor de 1.600 millones de euros.

Teixeira Duarte, una de las más importantes constructoras de Portugal, ya tiene experiencia en Venezuela y en 2011 fue elegida para levantar el Muelle Oeste del puerto de La Guaira.

La empresa lusa pertenece a un conglomerado empresarial del mismo nombre que cuenta con una plantilla de más de 11.000 empleados así como filiales en los sectores de la construcción, servicios, inmobiliario, hostelería, energía, distribución y automóvil.