Sao Paulo. Telefónica Brasil, la mayor empresa de telecomunicaciones del país, superó este miércoles las estimaciones de ganancias trimestrales tras registrar una ganancia relacionada con una disputa legal, mientras que sus resultados estuvieron en línea con sus objetivos al ser ajustados por eventos extraordinarios.

En un documento presentado al regulador, la unidad brasileña de la española Telefónica SA, anotó una ganancia neta del segundo trimestre de 3.150 millones de reales (US$841 millones), un alza de 261% respecto del mismo periodo de hace un año.

El resultado se ubicó por encima del consenso de las estimaciones de Reuters. La ganancia antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) llegó a 5.180 millones de reales (US$1.375 millones).

Sin embargo, al ser ajustada por impuestos, el EBITDA se ubicó en 3.720 millones de reales (US$987 millones), un alza de 5,8% en la comparación interanual y casi en línea con la previsión consenso de Reuters de 3.770 millones de reales (US$1.000 millones).

En el trimestre, Telefónica Brasil SA continuó con su estrategia enfocándose en productos de datos y banda ancha de última generación. Además, siguió migrando cada vez más a sus clientes desde sus planes prepago de bajo costo.

La estrategia ha resultado exitosa para Vivo, el nombre de fantasía de Telefónica Brasil, además de a rivales como TIM Participacoes SA, la unidad local de Telecom ItaliaSpA.

La compañía dijo que sus resultados se beneficiaron de un ingreso extraordinario de 1.830 millones de reales (US$485 millones) en el segundo trimestre, en buena parte debido un dictamen del Supremo Tribunal Federal que revocó un polémico principio de contabilidad por el que muchas firmas tenían que pagar impuesto doble.

Las acciones de Telefónica de Brasil subían un 1,5% en la apertura del mercado, posterior a que se informaran los resultados corporativos.