El Gobierno de Colombia y la española Telefónica anunciaron su intención de capitalizar la empresa Colombia Telecomunicaciones, como parte de una eventual fusión de las operaciones de telefonía fija y móvil. La compañía colombiana ofrece servicios de telefonía fija, acceso a Internet y televisión satelital.

Telefónica es dueña de un 52%, mientras que el gobierno posee el resto. Además, la española, que es socia de Colombia Telecomunicaciones desde el 2006, invirtió US$ 670 millones en el proceso de rescate que implementó el gobierno para evitar la quiebra de la empresa, que cargaba un pasivo de pensiones con unos 17.000 jubilados.

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo que presentó al Congreso un proyecto de ley que busca la autorización para capitalizar la empresa proporcionalmente a la propiedad de cada socio. Pero se abstuvo de revelar una cifra aproximada de la operación.
"Tanto el Gobierno Nacional como Telefónica capitalizarán en sus proporciones, con miras a una fusión", explicó Echeverry. El Gobierno cuenta con una sólida coalición en el Congreso, lo que podría garantizar la aprobación de la iniciativa.
Echeverry reveló que la capitalización y la fusión es necesaria ante el crecimiento de la demanda por la telefonía e internet móvil en el país, de 46 millones de habitantes.
"Es clave el fortalecimiento de Colombia Telecomunicaciones, así como es clave que la empresa pueda entregar servicios de última generación, servicios convergentes a todos los clientes colombianos", aseguró Gómez.
El funcionario reveló que entre 2000 y 2010 la cobertura de la telefonía celular pasó de un 6% a un 98% mientras que la fija bajó de un 18% a un 14%.
Entre el 2005 y el 2010 el número de celulares subió de 21,8 millones a 44,7 millones, en tanto que las líneas fijas cayeron de 7,4 millones a 6,4 millones, precisó Echeverry.

Colombia Telecomunicaciones compite con otras empresas del sector como la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, propiedad del Gobierno de la capital del país; Telmex, del magnate mexicano Carlos Slim; y UNE, controlada por el Gobierno de la ciudad de Medellín.