Ciudad de México. Mediante un comunicado, la secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) confirmó que no modificó el título de concesión a Teléfonos de México (Telmex) propiedad del millonario Carlos Slim.

La decisión implica que la compañía no puedo ofrecer el servicio de televisión de pago, por no cumplir con los requisitos establecidos en el Acuerdo de Convergencia, publicado en octubre de 2006.

La empresa respondió señalando que "no estamos de acuerdo con la decisión que tomó la autoridad, porque no respondió al ordenamiento judicial". Añade que el juez le ordenó a la autoridad replicar y advirtió que tomara en cuenta la opinión de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), que ya había afirmado que Telmex había cumplido con el Acuerdo de Convergencia.

La compañía explicó que "consideramos que ya hemos cumplido las tres condiciones que le fueron impuestas a la empresa", agregó el vocero según cita la agencia Infobae.

Entre las exigencias se incluía la portabilidad numérica que -explicaron- ya es un hecho y la propia firma invirtió US$70 millones en tecnología para permitir que los consumidores puedan conservar sus números de teléfono en las redes.

Respecto a la interconexión, el Acuerdo de Convergencia dice que se debe dar la conexión a todos los operadores de televisión por cable en las mismas condiciones que a las empresas telefónicas para evitar la discriminación, lo que ya se ha cubierto.

Finalmente, el tema de la interoperabilidad entre las redes es un hecho que se cumple todos los días con miles de llamadas entre operadores.