La firma Tokyo Electric Power Co. (TEPCO) de Japón confirmó este domingo que cerca de tres litros de agua radiactiva se fugaron de un segundo tanque de almacenamiento subterráneo en la central nuclear Daiichi de Fukushima.

El problema fue confirmado después de que Tepco dijera este viernes en la noche que cerca de 120 toneladas de agua contaminada podrían haberse fugado al suelo desde uno de los siete tanques de almacenamiento del complejo, destruido por una serie de explosiones en los días posteriores al terremoto y tsunami de marzo de 2011.

Tepco dijo que unas 10.400 toneladas de agua radicativa, a la que se le retiró el cesio, continúan en el segundo tanque.

El tanque se ubica a un lado de uno donde se reportó la fuga inicial, de acuerdo con Tepco.