Seul. POSCO, la tercera mayor siderúrgica mundial, reportó una utilidad trimestral menor a la esperada y advirtió que tiene dificultad para pasar a sus clientes los crecientes costos porque las inundaciones en Australia interrumpieron el abastecimiento de materias primas.

La surcoreana POSCO ya está rezagada entre las siderúrgicas asiáticas en términos de incrementos de precios, desempeño en el precio de las acciones y rentabilidad.

Ahora, los mayores costos le asestarán otro golpe, dado que depende fuertemente de las importaciones de materias primas como el mineral de hierro y el carbón.

"Esperamos incrementos en (los precios) de las materias primas, pero es difícil para nosotros pasar completamente los costos a los productos", dijo el presidente ejecutivo de POSCO, Chung Joon-yang, a analistas.

La compañía, que cuenta al multimillonario inversor Warren Buffett y a la japonesa Nippon Steel como principales accionistas, dijo que los precios de los contratos tanto de mineral de hierro y de carbón térmico para el primer trimestre subieron 8% con respecto al período anterior.

Las siderúrgicas están enfrentando un doble revés este año con una desaceleración en el crecimiento de la demanda del principal consumidor, China, a una tasa porcentual de un solo dígito y con un incremento en los costos de las materias primas por causa de la limitadas oferta.

Las mineras en Australia, desde BHP y Rio Tinto a Macarthur Coal, se han visto parcial o totalmente afectados por fuerza mayor a causa de las inundaciones en el estado de Queensland.

Algunos de los puertos y vías férreas estuvieron cerrados, lo que podría interrumpir el abastecimiento del mineral y del carbón a Asia.
Eso debería seguir restringiendo los márgenes de las siderúrgicas, con la industria en Asia aún tambaleando por el aumento a casi el triple de los precios del mineral de hierro el año pasado.
POSCO extrae un 60% de su carbón térmico y mineral de hierro de Australia.

POSCO, la primera siderúrgica asiática en reportar las ganancias del trimestre de diciembre, reportó una utilidad operativa de 653.000 millones de wones (US$589 millones) para el período octubre-diciembre, por debajo de su meta revisada de alrededor de 800.000 millones de wones.