Las tres terminales exportadoras de crudo más importantes del este Libia, que estuvieron cerradas a causa de las protestas políticas, reanudaron sus operaciones, dijo el domingo el presidente de la Corporación Nacional de Petróleo de Libia (NOC por su sigla en inglés).

Milicias locales forzaron un cierre de 48 horas el jueves para protestar contra las elecciones del sábado de una asamblea nacional, argumentando que éstas no representan adecuadamente a la región oriental de Libia, que obtendrá 60 de los 200 escaños.

Los comicios, los primeros en el país del norte de Africa en 60 años, se realizaron pese a violentas protestas.

El cierre de las labores en las terminales de El-Sider, Ras Lanuf y Brega afectó a la mitad de la capacidad exportadora de Libia. Una producción cercana a 1,6 millones de barriles diarios fue recortada en 300.000 barriles diarios como resultado de los bloqueos.

"Todo ha vuelto a la normalidad. Los buques están cargando y, desde anoche, algunos campos reanudaron su producción", dijo a Reuters por teléfono el presidente del NOC, Nuri Berruien.

"Esperamos que dentro de 24 horas todo vuelva a los niveles normales", agregó.

El cierre de 48 horas evitó que los tanqueros petroleros que estaban listos para zarpar abandonaran los puertos el viernes, llevando a agentes locales a advertir a las compañías petroleras que los buques que tenían agendado cargar crudo el fin de semana podrían tener que esperar hasta que las terminales volvieran a abrir.

"Este problema se terminó (.. .) Todos los campos que alimentan las terminales están funcionando, algunos de ellos desde anoche, otros desde hoy (domingo)", dijo Berruien.