San Francisco. Tesla Inc dijo este miércoles que mantenía los objetivos de producción revisados ​​por el presidente ejecutivo, Elon Musk, para el sedán eléctrico Modelo 3 y reportó una pérdida trimestral menor a la esperada, aunque advirtió que el gasto aumentaría levemente este año.

El modelo 3, cuyo precio básico es de US$35.000, se considera clave para las aspiraciones de Tesla de transformarse en una empresa rentable.

Sin embargo, Tesla ha tenido problemas para aumentar la producción del automóvil debido a los desafíos de fabricación, por lo que la empresa ha incumplido sus objetivos de entrega en el pasado.

"Continuamos apuntando a tasas de producción semanales del Modelo 3 de 2.500 para fines del (primer trimestre) y de 5.000 a fines del (segundo trimestre)", dijo Tesla en un comunicado.

La compañía dijo que tenía US$3.370 millones en efectivo y equivalentes de efectivo al 31 de diciembre, lo que se compara con US$3.530 millones al final del tercer trimestre.

La pérdida neta de la empresa aumentó a US$675,4 millones, o US$4,01 por acción, en el cuarto trimestre que finalizó el 31 de diciembre, lo que se compara con US$121,3 millones, o 78 centavos por acción, de un año antes.

Las ventas totales aumentaron a US$3.290 millones desde US$2.280 millones.

Excluyendo partidas extraordinarias, la compañía perdió US$3,04 por acción. Los analistas esperaban una pérdida de US$3,12 por acción, según Thomson Reuters.