Madrid. El grupo textil español Inditex, operador de las tiendas Zara, volvió a demostrar su resistencia a la crisis y reportó una fuerte subida anual de sus ventas y ganancias gracias a su expansión en nuevos mercados, especialmente en Asia.

El gigante de moda dijo que su utilidad neta subió en el ejercicio fiscal 2011/12 un 12% a 1.932 millones de euros (US$2.554,8 millones), ligeramente por encima de las previsiones de los analistas de 1.912 millones de euros.

Sus ventas subieron un 10% a 13.793 millones de euros, frente a los 13.776 millones de euros que esperaban los analistas.

Respecto a la tendencia para este año, el grupo textil declaró que las ventas a tipos de cambio constantes y corregido del efecto calendario han aumentado un 11% entre el 1 de febrero y el 14 de marzo.

Junto con los resultados, Inditex anunció un aumento del 12,5% del dividendo hasta 1,80 euros por acción, una cifra que no cumplió con las expectativas más optimistas en el mercado.

"El dividendo es decepcionante", dijeron los analistas de Liberum Capital.

A media mañana de este miércoles, las acciones de Inditex bajaban un 0,06% en bolsa tras a 71,7 euros.

Inditex, que cerró 2011 con una posición financiera neta de 3.470 millones de euros, justificó su política de dividendo con el objetivo de "conservar una mayor flexibilidad financiera".

Inversión. En 2011, el grupo invirtió 864 millones de euros (US$1.142,5 millones) en la apertura de nuevos tiendas a lo que se sumaron 485 millones de euros para la adquisición de sus dos nuevos buques insignia en Nueva York y en Milán y su negocio de franquicias en Europa.

En la presentación de resultados a los analistas, Inditex detalló que espera para los próximos tres años un crecimiento de la nueva superficie de ventas de entre el 8% y 10%.

Sólo en China, donde Inditex contaba a finales de 2011 con 275 tiendas en 44 ciudades, el grupo quiere duplicar su presencia en los próximos dos años, llegando a unos 250 tiendas.

Para todo el actual año fiscal, Inditex tiene previsto invertir unos 950 millones de euros en la apertura de entre 480 y 520 tiendas. A finales de 2011, Inditex contaba con 5.527 tiendas en el mundo.