Ciudad de México. Modelorama, las tiendas de conveniencia de Grupo Modelo, cierra 2017 con 8.000 puntos de venta, un crecimiento de unidades del 42.8% desde el 2015 que inició su programa de expansión; y para 2018 el plan es sumar por lo menos 1.000 tiendas más.

“El negocio de Modelorama fue iniciado por Grupo Modelo hace más de 30 años, desde hace un año y medio tomamos la decisión de realmente acelerar y transformar este negocio en México, y es ahora uno de los más grandes en Latinoamérica. Vemos un gran potencial en México en el consumo de cerveza y especialmente en conveniencia”, dijo Daniel Haskell, director de Modelorama.

A finales de 2015 había 5.600 unidades de venta de Modelorama, en 2016 se agregaron casi 900, y este 2017 el objetivo fueron 1.500 tiendas, siendo su principal estrategia el apoyo a sus franquiciatarios, quienes sólo tienen que invertir alrededor de 5.000 pesos. 

“Todavía estamos analizando planes, pero para el próximo año queremos ser muy ambiciosos y serán al menos 1.000 nuevas tiendas, vemos el potencial en todo el país, el único reto que tenemos es que hay diferentes licencias para la venta del alcohol, no siempre dependen de nosotros las locaciones, depende del gobierno local que nos ayude acelerar las aperturas”, compartió Haskell.

La cadena minorista de Grupo Modelo nació con la visión de transformar el canal de distribución de sus productos, pero sólo en nuestro país, ya que no se tiene la intención, al menos por el momento, de llevar Modelorama fuera de México. Asimismo, mantienen alianzas estratégicas para la venta de producto con Pepsi, Sabritas Coca-Cola, Nestlé, Red Bull, y British American Tobacco.

En el último trimestre la firma cervecera anunció una inversión de 14.000 millones de pesos (US$710.978.000) para la construcción de su nueva planta en Apán, Hidalgo, la cual contará con una capacidad inicial de 12 millones de hectolitros al año, y esperan esté lista en el primer trimestre de 2019. Grupo Modelo ABInBev tiene en México siete plantas: Coahuila, Ciudad de México, Guadalajara, Oaxaca, Sinaloa, Zacatecas, Yucatán que inició operaciones a mediados de año, y ahora con la de Hidalgo incrementarán 18% su capacidad instalada en el país.