Isela Constantini aseguró este viernes que la medida de fuerza de los pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral en reclamo de un acuerdo salarial fue "inesperado". Además, criticó el pedido de aumento en una reapertura de negociaciones paritarias del 45% porque "no tiene lógica por las proyecciones de la inflación actual y lo estimado a futuro". Mientras tanto, más de 20 mil pasajeros se encuentran afectados. 

"Veníamos trabajando muy bien, mostrando que se puede hacer de Aerolíneas y Austral una empresa seria, (por eso) no lo esperábamos", respondió la titular de Aerolíneas y ex CEO de General Motors en declaraciones a radio Mitre al señalar a Pablo Biró (Apla) y a Alejandro Botana (Uala) como los "líderes" de la medida.

"Ellos no quieren negociar y quieren ir al conflicto. Los demás no adhirieron a esta locura", dijo Costantini quien aclaró que las negociaciones paritarias de los gremios aeronáuticos "siempre cierran en septiembre" y que el pedido de aumento del 45% es "ilógico".

Al respecto, dijo que al comienzo de las reuniones paritarias la empresa ofreció el 31%, pero que "la mesa se quebró" y por lo tanto tienen que "negociar individualmente con cada uno de los gremios".

Luego de vencer la conciliación obligatoria, desde ayer a las 20, los sindicatos de pilotos de Aerolíneas y Austral (Apla y Uala, respectivamente) decretaron un paro de actividades que se extenderá hasta este viernes al mediodía, en los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, como parte del plan de lucha por la apertura de negociaciones paritarias.